lunes, 6 de febrero de 2012

Cómo diagnosticar con Excel en qué área del DAFO nos encontramos (parte 1)

Decíamos en un post anterior que, si queremos aprovechar al máximo el potencial que nos ofrece la matriz DAFO como herramienta de diagnóstico, debemos utilizarla según  un enfoque secuencial.
El enfoque propuesto en el mencionado post se estructura en siguientes pasos:

1- Representación gráfica de la matriz a modo de resumen del análisis interno y externo.
2- Utilización de técnicas cuantitativas para diagnosticar en que área se encuentra la situación actual de la empresa (éxito, ilusión, vulnerabilidad o desgaste)
3- Desarrollo de las posibles líneas de actuación, con especial énfasis en  el área diagnosticada en el punto anterior.
Evidentemente, si nos quedamos en el paso 1, estaríamos desaprovechando el potencial del DAFO como herramienta de diagnóstico. Los pasos 2 y 3 son los que nos van a permitir aprovechar al máximo las posibilidades del DAFO para orientar la fijación de objetivos de marketing.
Hoy me gustaría centrarme en el paso 2 y daros  algunas sugerencias para llevarlo fácilmente a la práctica.
Para elaborar nuestra estrategia deberemos decidir a qué productos y mercados (binomio producto-mercado) queremos dirigirnos y, para ello, lo ideal es  “cruzar” alguna/s oportunidades del mercado con alguno/s  puntos fuertes de la empresa.
Pero antes deberemos ser capaces de establecer de forma objetiva  si estamos en condiciones de trazar una estrategia ofensiva o, por otra parte, debemos plantearnos una estrategia de otro tipo (defensiva, de reorientación o de supervivencia).
En el fondo, lo que vamos a hacer aquí es aplicar aquella famosa máxima de Peter Drucker de que no podemos gestionar aquello que no podemos medir.
Vamos a centrarnos, pues,  en las 4 áreas del DAFO en que puede situarse una empresa:

  •          Área de Éxito (FO): La empresa cuenta con numerosos e importantes puntos fuertes y el entorno brinda numerosas e importantes oportunidades. Se impone una estrategia ofensiva dentro de una línea estratégica de crecimiento.
  •            Área de Desgaste (FA): La empresa presenta numerosos e importantes puntos fuertes, pero no está claro cómo aprovecharlos, pues el entorno genera numerosas e importantes amenazas. Se impone una estrategia defensiva dentro de una línea estratégica típica de seguidor.
  •           Área de Ilusión (DO): Existen numerosas e importantes oportunidades, pero para afrontarlas, la empresa debe eliminar antes  muchos e importantes puntos débiles. Se impone una estrategia de reorientación dentro de una línea estratégica de generación de fortalezas.
  •          Área de Fracaso o Vulnerabilidad (DA): El entrono es difícil, pues presenta muchas e importantes amenazas,  y la empresa no tiene nada que ofrecer, no posee puntos fuertes, pero sí numerosos e importantes puntos débiles. El fracaso es probable. Se impone una estrategia de supervivencia dentro de una línea estratégica de eliminación de debilidades.

Ahora bien, ¿sabemos cómo cuantificar y graficar todo esto? y  lo que es más importante ¿cómo dar un valor numérico a cada factor en función de su  “importancia”?.
En la segunda parte de este post nos encargaremos de todo esto y os sugeriré cómo hacerlo fácilmente mediante excel.


¿Te ha gustado este post?
Pues entonces anímate a difundirlo compartiéndolo en tus cuentas de redes sociales.
A tus amigos y contactos le gustará recibir recomendaciones tuyas.
Puedes hacerlo muy fácilmente con la botonera que viene a continuación y en la barra vertical que hay a la derecha de esta página.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Añade aquí tu comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...